Mi equipo es mejor que el tuyo

Las personas tendemos a compararnos con nuestros semejantes en todo momento. Desde que somos niños nos encanta fijarnos en lo que tiene nuestro hermano/a y lo deseamos con todas nuestras fuerzas, no importa lo que tengamos nosotros. En la cultura occidental en la que vivimos todo se ha convertido en una competición, el tener que …